«(.·´¯`·>¤Bélgica, Alemania, Holanda¤<·´¯`·.)»

 




Mi viaje a Bélgica, Alemania y Holanda

             Bélgica

Salimos de España con una temperatura de 40º y los cielos cubiertos de kalima, el polvo del desierto del Sahara y aterrizamos en Bélgica con una temperatura de 18º. Desde el avión parece el paisaje de los cuentos de hadas de nuestra niñez: Cuadros verdes de distintas tonalidades, casitas que parecen de muñecas e iglesias que parecen castillos,  en particular porque sus techos son en forma de conos y con tejas de pizarra que se ven como acero; el  maíz es el cultivos que más destaca cuando observamos los campos. Es país con mayoría de católicos y  una de las cosas que me llamó mucho la atención es que en las iglesia y catedrales, se le da una gran importancia a los púlpitos, en España son más llamativo los altares y retablos. Mientras en España se conserva a rajatabla el aire de antigüedad y sobriedad en los templos, donde hasta los bancos son de madera y no hay ningún elemento moderno añadido al mobiliario; en Bélgica pequeños toquecitos como puede ser una silla de plástico o una alfombra le quitan ese aire de antigüedad tan destacada en los templos españoles. En las carreteras y calles del país, exceptuando las autopistas, hay carriles para bicicletas. El chocolate belga está considerado el mejor del mundo, aunque el cacao venezolano es el mejor. Recorrimos prácticamente todo el país y la verdad es que no nos ha dejado para nada defraudados, al contrario gratamente sorprendidos porque tanto el paisaje urbano como natural es hermoso, hay un gran orden y limpieza y sobre todo la gente es muy amistosa, característica que comparten con holandeses y alemanes. Bélgica tiene dos comunidades lingüísticas principales: en la Región flamenca, que se sitúa en el norte del país, se habla el holandés y en la Región Valona, en el sur, se habla el francés. También, el alemán es la lengua principal en ciertos distritos en el este, aunque el francés es su lengua principal; además, muchos Belgas se entienden y se hablan en inglés.

Visitamos varios pueblos y ciudades e incluso fuimos a ver el Mar del Norte, que la verdad es menos frío que el Mar Cantábrico al norte de España. Entre esos lugares que visitamos están Lovaina,   Namur, Dinamt un pueblo precioso que está a orillas del río Meuse   , Charleroi donde se encuentra el aeropuerto por donde llegamos,  Tongeren pueblo fundado por los romanos antes de Cristo, Svarister Jalhay donde las casas estaban adornadas como en Halloween y se celebraba una especie de carnaval, ; Spa que es la ciudad donde se originaron los balnearios hacia el año mil seiscientos, se establecieron dos tipos de tratamientos: Los baños de turba para los artríticos y los de agua gaseada para los enfermos del corazón, los facultativos de la época consideraron que estos baños medicinales debían acompañarse con un poco de diversión y para ello se construyó un lindo casino en el lugar. Voy a hablar ahora con más detalle de los lugares que llamaron más mi atención:

Bruselas: Es una mezcla extraordinaria: por una parte la de la metrópoli contemporánea y por la otra está la  histórica, es la capital de Bélgica y en cierto modo la de Europa porque allí está la sede del Parlamento Europeo que cuenta con un conjunto de Edificios con una arquitectura realmente vanguardista. Cuando se va entrando a la ciudad se distinguen en el horizonte las cúpulas de iglesia y monumentos, pero además se puede ver el <Átomo> de la Feria Mundial de 1.958 cuyas nueve esferas gigantescas representan las nueve provincias de Bélgica. Las distintas caras de Bruselas se ven reflejadas en cuatro barrios o sectores: En primer lugar la Ciudad Baja, desde el Manneken Pis pasando por la Plaza Mayor hasta el Botánico, aquí está ubicado el casco histórico. El Barrio Real en la Ciudad Alta se extiende entre el parque Warande y el Palacio de Justicia. En el norte de la ciudad se encuentra el Heizel con el Átomo y Bruparck, que es una especie de complejo con piscina cubierta, centro comercial y otras atracciones y  justo fuera del centro están el Parque del Cincuentenario y el Barrio Europeo. El Palacio Real es precioso y desde sus alrededores puede observarse una panorámica de la ciudad realmente extraordinaria ya que está ubicado en la parte alta . El símbolo más representativo de Bruselas es el Manneken-Pis, una estatua de un niñito desnudo orinando que representa el espíritu irreverente de la ciudad y cuyas reproducciones,  que venden para los turistas, la visten de diferentes maneras según la ocasión. Bruselas es una ciudad bastante grande con una red de metro no muy extensa, pero que combinada con la gran cantidad de trenes a nivel de calle ofrecen un transporte muy eficiente.

Gante: Es la ciudad belga con más monumentos históricos, cuatrocientos en total, atravesada por los ríos Lys y Escalda, posee un gran canal central con otros secundarios, la travesía  en los barquitos turísticos es inolvidable, hay flores por doquiera;  las torres de la Catedral, la iglesia de San Nicolás y el Campanario le da una majestuosidad que suaviza las preciosas casitas de los siglos XII al XVII reflejadas en el Lys. Uno de los lugares más lindos es el castillo de los Condes es el edificio más importante de la época feudal en Bélgica. Fue construido en el año 867 y se encuentra en la plaza Sint Veerleplein, en cuyo centro se encuentra la columna de justicia del S.XV que indica el lugar donde antiguamente tenían lugar las ejecuciones capitales; también está la Torre construida en 1313 de 91 m. de altura y coronada por una veleta en forma de dragón de 1380, en el cuarto piso hay un reloj de 1670 que tiene un carillón de 52 campanas y por si fuera poco venden chocolates para todos los gustos de los que probamos una gran variedad.

Brujas: Tiene menos monumentos y es menos vistoso el paseo por el canal, pero las construcciones son aún más pintorescas que en Gante, es difícil escoger cuál ciudad es más bonita que otra. Aquí pueden verse varios molinos de trigo e incluso se puede visitar uno que está funcionando con fines turísticos... cuando se entra es impresionante el ruido que hacen las aspas al girar y sus vibraciones en la pequeña construcción de madera. En esta ciudad el principal producto turístico es el encaje, destacan los manteles, cortinas, blusas, ropa de bebé y una cantidad de detallitos muy bonitos, es de hacer notar que en toda Bélgica se venden estas piezas elaboradas con encaje , pero aquí más. Brujas es una ciudad viva, moderna y romántica. El verdadero centro de la ciudad es la impresionante Plaza Mayo y la plaza Burg contigua. Las preciosas fachadas son tan bonitas que son difíciles de describir. El edificio más impresionante es el Campanario con su carillón. Desde la torre (83 m) se tiene una vista preciosa de la ciudad y de sus alrededores.

Waterloo: Está entre  Bruselas y Charleroi, aquí el  18 de Julio de 1.815 se libró la batalla que acabó con el imperio de Napoleón Bonaparte, vencidos por los británicos comandados por Wellington. Aquí el principal atractivo está en la Colina del León donde se enfrentaron estos soldados franceses, ingleses, prusianos, holandeses y belgas que formaron una alianza para acabar con el imperio francés; está colina está coronada con un majestuoso león de bronce que mira hacia Francia y que divisaba todo el campo de batalla. Además del majestuoso Butte du Lion, el Museo de Cera, un Mirador, un teatro y un cine.

Amberes: Es la segunda ciudad de Bélgica y está situada a orillas del río Escalda, su puerto es el segundo europeo. Toda la ciudad aún conserva muchos recuerdos de su riquísimo pasado. Por otro lado Amberes ha pasado a ser mucho más conocida por estar ligada culturalmente a Pedro Pablo Rubens. La ciudad es eminentemente portuaria con una proyección comercial internacional,  también es el centro mundial del procesamiento del diamante y dicen que sus tallas son las mejores del mundo. Visitamos un lugar llamado el Museo del Diamante donde se puede ver como los tallan y varios detalles muy curiosos al respecto. Es llamada la ciudad de las cinco catedrales y tiene una plaza mayor donde se encuentra la estatua de Brabo el héroe que, según la leyenda, fundó la ciudad venciendo al tirano Antigón, cortándole la mano y lanzándola al río . Esta plaza está rodeada por espléndidas casas gremiales de los siglos XVI y XVII, sus calles y casas son realmente bonitas.

Alemania

Es la segunda vez que visitamos Alemania y en esta oportunidad hemos estado en Colonia, sí Frankfurt a la que fuimos anteriormente, es llamada la Manhattan europea, nos quedamos con Colonia porque es muy animada e igual de moderna, aunque no se puede negar que Frankfurt también es encantadora . Está atravesada por el río Rin, no es una ciudad con un casco histórico muy antiguo ya que fue destruido durante los bombardeos en la Segunda Guerra Mundial, Colonia tiene calles comerciales llenas de vida y con tiendas de  las marcas más famosas del mundo, posee una arquitectura muy moderna.

La Catedral de Colonia es realmente impresionante,  sus torres se elevan 157 metros por encima de la ciudad, sus puertas de bronce son colosales, y su longitud es de 144 metros por 45 de ancho y 43 de altura, lo que la coloca entre las 10 iglesias más grandes del planeta, es la mayor del país y el monumento más visitado de toda Alemania.En 1164, el emperador alemán Federico Barbarroja regaló a la ciudad de Colonia las reliquias de los Reyes Magos, mismas que fueron trasladadas desde la Tierra Santa a Milán, y desde ahí a Colonia. Miles de peregrinos empezaron a llegar a Colonia para ver el rico tesoro de los legendarios Reyes Magos. Así, en 1248 inició la construcción de una catedral que estaría a la altura de tal tesoro, la de Colonia. Hoy, dicha catedral es uno de los monumentos góticos más impresionantes de Europa cuya construcción duró más de 600 años.

Es imperdonable ir a Alemania y no comer sus salchichas, fuimos a un restaurant que nos recomendaron llamado Früh, que por lo que vimos son los que producen una cerveza del mismo nombre; allí comimos varios tipos de salchichas, codillo de cerdo, papas al estilo alemán y en puré .... no faltó una ración de choucroute que es el repollo o col cortado finamente y fermentado, todo un clásico alemán. Una de las curiosidades que encontramos es que el agua de colonia es originaria de esta ciudad, también Colonia es famosa por el carnaval que se celebra allí todos los años.

Holanda:

Amsterdam: Su temperatura máxima en verano estará por los 21º; no es una ciudad con monumentos extraordinarios, ni siquiera el palacio real es espectacular, pero sí muy peculiar por sus leyes y la forma como se vive allí. Nunca había visto tantas bicicletas en mi vida, montones de bicis estacionadas en la calle, su casco urbano está atravesado por innumerables canales y calles estrechas. Hemos recorrido la ciudad en una tarde de domingo , caminábamos por el Barrio Chino cuando de repente ante nuestros ojos se convirtió en el Barrio Rojo repleto de tiendas de sexo y prostitutas, detrás de unos pequeños locales con cortina, ofreciéndose en ropa interior muy llamativa...pero nos impactó más todavía reconocer un olor muy peculiar: Marihuana y veíamos ante nuestros ojos a la gente consumir sus porros ante la mirada de la policía y allí fue que internalizamos que en Holanda el consumo es legal!!!.. De allí nos dirigimos a una avenida más transitada donde están localizadas muchas tiendas de souvenirs y nuestros ojos no daban crédito a lo que veíamos, porque además de los recuerditos acostumbrados en todos los lugares turísticos, nos conseguimos marihuana en todas sus formas: Semillas para plantar, hierva ya lista para hacer los cigarrillos, papel de tabaco, jabones, shampoo, cremas, caramelos, cigarrillos, té, gaseosas, chupetas, franelas, ropa, pipas...todo lo que se puede necesitar para consumirla; fue para nosotros, no acostumbrados a esto, algo realmente asombroso...así mientras seguíamos caminando envueltos , y no exagero para nada, en ese olor ; nos tropezamos con un divertido festival gay, donde actuaban drag queens o chicos gay con una ropa de mujer muy vistosa...

Amsterdam es una ciudad que está bajo el nivel del mar, pescadores de arenques en el siglo XII se establecieron en la desembocadura del Río Amstel y fueron construyendo chozas en los promontorios que escapaban de las aguas; esto se fue transformando en hileras de casas; a medida que iba llegando más gente a establecerse allí  fueron excavando la tierra que estaba seca y amontonándola, para hacer diques que impidieran que que el agua entrara a las calles y a su vez permitieran la ampliación de la ciudad. Todo esto hace que el caso histórico sea una sucesión de calles estrechas y canales muy pintorescos y con un aire si se quiere romántico...y también trae como consecuencia que el tráfico en ese sector sea denso, con poco espacio para estacionar de allí; por eso es que la circulación debe hacerse a pie o en bicicleta y que una hora de estacionamiento cueste € 3,20: unos $ 4  aproximadamente!!!!..Un lugar conmovedor a visitar es la casa donde vivió sus últimos días Ana Frank, hasta que su familia fue descubierta por los nazis y fueron enviados a un campo de exterminio, su padre Otto Frank fue el único superviviente del campo.

Zaanse Schan: En las afueras de Amsterdam se pueden ver los <polders> que son las tierras que están bajo el nivel del mar. Están atravesados por riachuelos y la tierra está siempre húmeda, observando esto es que podemos entender la importancia de los zuecos para los habitantes de los Países Bajos; ya que sirven para caminar por esas tierras sin mojarse y además cumplen las mismas funciones que las botas industriales, que protegen el pie ante cualquier objeto pesado que le caiga. Visitamos Zaanse Schan que está muy cerca de Amsterdam ; es un pueblito realmente hermoso y pintoresco, allí está precisamente lo tradicional que uno espera ver de Holanda: Riachuelos, casitas de madera, hermosos prados donde pastan ovejas y vacas, molinos de viento en funcionamiento; es un modelo turístico que han hecho para conservar las tradiciones del país. Allí visitamos una fábrica de zuecos, se fabrican con un trozo de madera totalmente empapada de agua en dos tornos: uno para el exterior y otro para el interior del zueco y una vez hecho, con ese clima tan frío, hay que esperar de dos a tres semanas para darle el acabado final. También visitamos una fábrica de quesos donde puede apreciarse el proceso de elaboración y degustar distintos tipos de quesos condimentados, naturales, ahumados; tan deliciosos que no hemos podido resistir la tentación de comprar algunos para traernos a casa....Ya cuando finalizamos la visita y salimos de allí, nos adentramos por unas calles con casas realmente preciosas que está en las afueras del pueblo y comimos en una especie de panadería tentempiés y postres del país realmente deliciosos.

La verdad es que ha sido un viaje encantador, es como encontrar a la vieja Europa, la gente es muy amable, la pastelería y las cervezas exquisitas... Ha sido un paseo inolvidable!!!!.

 


Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.